12.11.14

BLOGGERS E INFLUENCERS

Image::THE COLLEGE FUNDING AUTHORITY::

En poco tiempo más, un chico español conocido en su tierra y unas cuantas revistas anglosajonas de tendencias por basar un blog personal en su propia imagen física y distintos estilismos, dictará una supuesta “Master Class” en un hotel de Madrid, a un costo de mil quinientos euros por cabeza. Aquel precio, y las dudas sobre la idoneidad profesional de aquella persona para osar dictar una clase magistral fuera del ámbito académico, o fuera de los muros de una institución educativa acreditada para eso,  para la formación, como es natural, levantó las suspicacias de no poca gente, y de medios de comunicación de envergadura como diario El País o la edición española de la revista Vanity Fair.


Me parece necesario hablar sobre este caso tan particular y polémico, y con suficiente competencia en el tema considerando que quién os escribe fue el primer blogger de moda propiamente tal en el idioma que nos acompaña, con libros publicados relativos al universo de las redes sociales, la moda y las tendencias, medallas aparte. También en el hecho de que hace pocas semanas atrás, haya realizado, justamente, una Master Class sobre últimas tendencias en el panorama global de la moda, antes de esta publicitada nueva instancia, a diferencia de ella, impartida en una institución académica en suelo chileno. Y es que a este chico le han cogido manía, y las voces en contra tienen sus razones. Cuando comenzó su rutilante carrera virtual siendo apenas un estudiante en los cursos de la Saint Martin’s londinense, mucha gente veía, incluyéndome, a este personaje, un chico guapísimo, mostrando sus atributos físicos desnudo sobre una cama, imágenes ciertamente llenas de erotismo pero a su vez muy elegantes, un adonis de cuerpo perfecto quien aprovechó de manera subliminal sus atributos para hacerse rápidamente conocido. Luego supimos nuevamente de él en lo público al emparejarse con el célebre diseñador español David Delfín, y por estos días como nueva pareja de Nicolas Ghesquiére.


Sería imprudente de mi parte hablar negativamente de este personaje cuyo nombre prefiero evitar por respeto a su persona, y solamente porque compartí con él espacio en un desaparecido sitio virtual financiado por una marca de licor hace no tanto tiempo atrás, además de otros llamados “ego bloggers”. La verdad, para seros honestos, nunca llegué a comprender mucho qué diablos hacía yo ahí metido, pero en fin. Volviendo a esta famosa Master Class, donde se promete a incautos blogueros primerizos “educarles la mirada” o entregar las pautas para convertirse en algo que han llamado “Fashion Influencers”, que vaya uno a saber a quién se le ha ocurrido tamaño título, en el plazo de tres días, resulta, a todas luces, preocupante y perturbador. ¿Usted piensa realmente que puede llegar siquiera a dar una pincelada general sobre cómo mirar el mundo en toda su universalidad en menos de una semana? No creo que ni el mismísimo Pablo Picasso sea capaz de ello, porque eso no es enseñable en ninguna clase magistral, ni siquiera en una carrera de 5 o 6 años. Eso se consigue en el transcurso de toda una vida. Pretender lo contrario, como en este caso, es un simple alarde al egocentrismo, a la estupidez de la inexperiencia y a la ceguera de las luces por la fama y el espectáculo. Ni el propio Ghesquiére ha llegado a conseguirlo, sino sería un nuevo Cristóbal Balenciaga o un nobel Hubert de Givenchy, y no lo es, simplemente porque para eso hacen falta años, de estudio, de meditación, de trabajo y de observación en silencio, fuera de los focos… no sé si se entiende. No creo poder ser más gráfico.


Respecto a lo de “Influencers”, también es relativo. No existe al día de hoy, ni un solo blogger de moda que tenga influencia real sobre la moda, simplemente, porque para tener influencia hay que tener poder, estimados lectores… no se trata de codearse o irse de fiestas y cenas con los diseñadores o directores creativos de las marcas, sino con quienes están por encima de ellos, que son los inversores, los propietarios de los Holdings y sus ejecutivos, los directores de medios de comunicación y Editores de las revistas que tienen en sus manos el poder de hacer de alguien una estrella, o no. Y en privado. Y para eso se requiere de mucho trabajo. Se trata de estar legitimado por libros escritos, editados y publicados de tu puño y letra. Se trata de estar legitimado por la academia, por Institutos y Universidades en los que dictas formación o a los que eres invitado a dictar una Master Class. Se trata de estar legitimado por los diseñadores de la industria tras los cuales has estado como el mago de Oz para que logren salir a la luz y vivir de lo suyo. Se trata de permanecer vigente en los medios de comunicación a través de artículos y entrevistas inteligentes, y en la medida de las posibilidades de la discreción, en el perfil más bajo que la misma industria te lo permita. Eso es un “influencer”, o como diablos queráis llamar.



Esto de los bloggers de moda, como ya hace algún tiempo se erizaba en narrar la querida Suzy Menkes, es la mayor tontería que he visto en mucho tiempo. Te llega a sacar carcajadas en la soledad y a veces hasta a ruborizar. Y es que da vergüenza ajena. Parece que los mejores tiempos fueran cuando estábamos Yvan (Rodic), Scott (Schuman), Diane (Pernet), Garance (Doré) y ya. Hasta la aparición de los “ego bloggers” pasó sus quince minutos de gloria y da sus últimos coletazos como un animal moribundo, y sobre ese tufillo a viejo pretender cobrar sumas absurdas por conocimientos que nadie puede a ciencia cierta legitimar, probablemente, para este caso, pueda, como estamos viendo, jugarle una mala pasada a este chico. Pese a todo, público hay para todo, como siempre, y como están las cosas, pasta en el bolsillo a nadie le viene mal. Ojalá y le llegue público… total, sigo creyendo firmemente, aunque no lo parezca, que la gente a fin de cuentas no es imbécil. Suerte en esto, y en todo, para todos, siempre que esté bien.


PERFILES



39 Personajes del mundo... 1 Autor.


"PERFILES"


Un nuevo libro de Alex Ceball

ENERO 2015

Esta obra presenta un compendio de perfiles documentados de distintos personajes sobresalientes del último decenio, recogidos, escritos y agrupados por el autor indistintamente su procedencia. Desde políticos de la talla del sudafricano Nelson Mandela hasta la figura extravagante de la británica Vivienne Westwood durante un periodo de ocho años, desfilan artistas, músicos, escritores, diseñadores y científicos que han formado parte central de la historia contemporánea reciente, mirados bajo una lupa de análisis sobre la convicción, la mirada universal del mundo y la fantasía sobre el poder y los grandes acontecimientos personales con posterior repercusión mundial.

PRÓXIMAMENTE




22.10.14

PERFIL: OSCAR DE LA RENTA

Image::MR PLATON ANTONIOU PHOTOGRAPHER © LONDON::

El primer rumor me llegó a eso de las nueve de la noche el pasado lunes desde la ciudad de Kent, Connecticut, dictando una conferencia sobre Panorama Global de las Tendencias en el auditorio de una escuela de moda chilena, dirigida por el septagenario diseñador Luciano Brancoli a quien tenía al frente mirándome con atención. Fecha importante para quién os escribe, porque celebraba mi trigésimo segundo cumpleaños y ni bien terminase aquella clase partiría a celebrar con amigos a una zona cercana. Dudé, porque el contacto en la gran manzana me volvía a reconfirmar la noticia con insistencia a través de whatsapp. Durante la conferencia el móvil no dejó de parpadear en silencio sobre la mesa… Preferí esperar al día siguiente y no retrasar más a mis colegas. Ya mañana estaría la primicia en todos los diarios y noticieros de la tierra. Y así fue.


Víctima de un cáncer con el que llevaba una lucha a patadas desde hace más de ocho años, a los ochenta y dos fallecía en su casa el diseñador dominicano Oscar de la Renta. Probablemente uno de los nombres esenciales en la historia de la moda de la segunda mitad del siglo XX, se trataba de MR Óscar Arístides de la Renta Fiallo, nacido en la ciudad de Santo Domingo, en la cuna del Caribe, el 22 de julio de 1932. Fue un sacerdote español quien convenciese a su padre, un acaudalado financiero dominicano, de que desarrollara su talento como modisto en la península ibérica. Así, en la década de los cincuenta comenzó su formación ni más ni menos que con el maestro Cristóbal Balenciaga y estudios de Bellas Artes en la magnífica Escuela de San Fernando. En la capital española pasó diez años rodeado de flamenco, vida nocturna y trajes a medida, década que a todas luces influyó en cada uno de sus vestidos y toda una carrera. Por cosas de la vida, la suerte  el karma uno de sus bocetos llegó a manos de la mujer del Embajador estadounidense en Madrid y en 1956 la hija de la pareja diplomática llevaba su primer vestido puesto causando sensación. Comenzó trabajando para Balenciaga y cuando le pidió su traslado a la casa en París, Cristóbal se negó, argumentándole que aún le faltaba experiencia. Que tuviese paciencia. Pues Óscar, como buen latinoamericano, no la tuvo. Partió a París para integrarse a las filas de Lanvin bajo las órdenes de Antonio del Castillo, por ese entonces director creativo de la enseña gala. Dos años después, De la Renta cogería maletas y partiría a la gran manzana en búsqueda del sueño americano.


Llegado a Nueva York De la Renta conoció a Diana Vreeland, quien le aconsejó emplearse en la división de costura de la marca Elizabeth Arden. Así lo hizo. Dos años después, Ben Shaw lo contrataría para integrarse a su marca Jane Derby, y tras la retirada de la creadora pasaría a llamarse “Oscar de la Renta for Jane Derby” y casi inmediatamente a “Oscar de la Renta”. Para 1974, el dominicano tomaría propiedad completa de la compañía. Su fama llegaría sí en los sesenta cuando Jackeline Kennedy se paseara por fiestas y galas enfundada en sus nunca antes vistos trajes. El resto de mujeres de la alta sociedad neoyorkina hervían de envidia. Todas querrían un De La Renta.  En su vida Óscar tuvo dos esposas, Françoise de Langlade y Anne France Engelhard y jamás abandonó sus relaciones con República Dominicana, donde hasta el día de su deceso, hace cuatro días mantuvo el "Hogar del Niño", un centro de acogida para pequeños en riesgo social y el resort "Casa de Campo Estates".



La importancia de Oscar de la Renta para la historia de la moda radica en ser el primero en tender la mano de la alta costura entre América y Europa, y eso porque conocía ambas idiosincrasias como la palma de su mano, viviendo en ambas pero mirándolas desde fuera como un observador en su condición de latinoamericano. No le debería haber resultado muy difícil conocer y codearse con el mayor lujo y sofisticación tanto de Europa como de Estados Unidos viniendo de una familia de clase burguesa de uno de los países más pobres del mundo, de cuya miseria no se escapan ni las élites. Vamos, que De la Renta no se creía nada, ni le creía a nadie. Sólo creía en él, y desde ahí, nacía su excepcional solidaridad y sentido del humor. Por eso se reía de todo. Por eso se lo pasaba en grande. Su caballerosidad, su generosidad, su conocida solidaridad y su excelente sentido del humor (rarezas extremas en el mundo de la moda), le convirtieron en ese nombre indispensable que hoy toda una industria llora. Enhorabuena por República Dominicana. Fue su mejor embajador, y nunca necesitó una embajada. Construyó su propio escenario donde fue amo y señor.




16.10.14

MASTER CLASS

Image:: ©THE ALEX CEBALL STUDIO_WORLDWIDE_::


A pedido de la Dirección Académica de la Escuela de Moda del Instituto AIEP de laUniversidad Andrés Bello, se realizará una segunda versión de la Clase Magistral TENDENCIAS GLOBALES EN LA MODA, impartida por el Autor, Artista y Editor Alex Ceball. 

En esta segunda cita, se hará hincapié en las últimas tendencias para la temporada 2015 presentadas en las recién concluidas semanas de la moda internacionales, organizadas por la Fédération Française de la Couture (Paris), Camera Nazionale della Moda Italiana (Milano), British Fashion Council (Londres) y Mercedes-Benz New York Fashion Week (New York). Asimismo, una revisión a las revistas de tendencias y moda esenciales del panorama global de la moda.

20 de Octubre. 19.00Hrs. Auditorio Escuela de Moda AIEP. Triana 720, Providencia, Santiago de Chile. Cupos Limitados.


Una iniciativa de AIEP Universidad Andrés Bello 

&







9.10.14

EL PASADO DE MODIANO

Image::MR NICOLAS HIDIROGLOU PHOTOGRAPHER © PARIS::


Hoy, en el número 5 de la calle Sébastien Bottin de París corrían por todas partes. La histórica y principesca sede de la fastuosa Editorial Gallimard era un hervidero. Mientras en la sala de conferencia se agolpan periodistas de toda Francia y el resto del mundo preparando cámaras, flashes y micrófonos, en una pequeña sala del edificio yacía a solas un hombre mayor cercano al séptimo decenio. Vestido de camisa y chaqueta azul marino y unos pantalones blancos, peinado inmaculado y pequeñas gafas, seguramente movía los dedos apoyados en los brazos de un sofá esperando la llamada. Llegado el momento, habrá tragado saliva, se habrá levantado del sofá y a paso tranquilo habrá cruzado los pasillos de aquel edificio hasta llegar a aquella puerta, altísima. Al abrirse, quedó cegado de los disparos de flashes y un rugido de aplausos para recibirle. Acababa de ganar el Premio Nobel de Literatura.


Sin esperarlo jamás, en sus propias palabras, ni él ni el resto del mundo, hoy MR Patrick Modiano ha ganado el más alto reconocimiento a las letras universales. La academia sueca le eligió entre una quiniela de nombres cuya calidad y trayectoria harían doler la cabeza a cualquiera. Complicado ante tamaña parafernalia, ha dicho lo justo e indispensable, sin caer en ninguna clase de estupideces, y es que su fama de hombre sencillo y humilde no dejaría jamás cabida al show que esa manada de periodistas eyaculaban por tener. Modiano. Hombre sobrio, preciso, solitario. No debía estar ahí, pero lo estaba, porque lo merecía.


Desconocido para el gran público universal, la importancia de Modiano, y toda su obra, es la de haberse zambullido en el pasado de su país para cambiar, a través de la escritura, el futuro de toda una nación, y todo el mundo lo sabe. Y es que sus libros y el guión con el que se construyó el film “Lacombe Lucien”, lo cambiaron todo en el país galo. Francia creía en una versión de la historia… pero Modiano los obligó con valentía a saber otra… como muy bien precisa MR Guillermo Altares. En el barrio del Marais parisino, como en casi todos los colegios de la capital francesa, se recuerda con una placa a los más de once mil niños que fueron deportados desde Francia durante la Segunda Guerra Mundial y exterminados en los campos de concentración nazi. Se culpaba de todo a la Gestapo. Fue Modiano, gracias a sus novelas, el que apuntaría no solo a la Gestapo, sino también a policías francesas bajo las órdenes del Gobierno de Vichy entre 1942 y 1944 como orquestadores del terror hitleriano en territorio francés. Les haría saber a todos sus connacionales que ellos, los propios franceses, habían asesinado a sus niños, igual de franceses. Y es que ninguna obra de ficción ha logrado reflejar con tanta contundencia ese panorama de barbarie durante la razia del velódromo de invierno, en 16 de julio de 1942 donde fueron detenidos para ser exterminados 12.884 parisinos judíos… 4.051 niños, 3.031 hombres y 5.802 mujeres… por la propia policía francesa.


Modiano no se ha ido en ninguna de sus obras por las ramas. Sus novelas no superan las doscientas páginas, rebosantes de brevedad, certeza y precisión donde se ha esmerado en tratar de narrar que las cosas no fueron como queremos recordarlas sino como en realidad fueron, con sus horrores, con su matices y su sordidez, en la humanidad que a todos sus lectores y traductores ha hecho saltar las lágrimas como espectadores lejanos del horror de Hitler con lo justo y necesario. Francia debe estar orgullosa. Seguro que lo está. Felicidades.



6.10.14

MASTER CLASS





El mundo de la moda sufre cambios cada seis meses, y para correr junto a ella es imprescindible conocer las nuevas tendencias globales. En ese ejercicio, diseñadores, estilistas editores y todos los protagonistas de la industria deben estar al tanto de las últimas corrientes tecnológicas, económicas, sociales y culturales de un amplio abanico alrededor de todo el planeta para asegurar la supervivencia de marcas y compañías.


Esta conferencia circunda a este tema, cómo identificar y aplicar las nuevas tendencias globales a la creación propia de acuerdo a un sinnúmero de factores y de forma efectiva, imprescindible para los nuevos diseñadores locales e internacionales. Asimismo, el uso de las nuevas tecnologías, las redes sociales y novedades en el planeta del marketing y las ventas serán analizadas desde una perspectiva amplia, proporcionando a los asistentes una introducción integral al universo de las tendencias.

Moderador: MR Luciano Bráncoli.


LAS TRES EMES DE GALLIANO

Image::MR JAN WELTERS PHOTOGRAPHER © PARIS::


Hoy por la mañana, en las oficinas de redacción de todas las revistas de moda de primer nivel y periódicos en los cincos puntos de la tierra, tras prender ordenadores, abrir mails y revisar fax, empezaban a descolgar teléfonos y tratar, sin muchos resultados, de conseguir la exclusiva con el principal protagonista del día. Los teléfonos de la encargada de prensa de la icónica Maison Martin Margiela no dejaban de rugir. Renzo (Rosso) en un escueto comunicado, daba la bienvenida a MMM y OTB al diseñador gibraltareño John Galliano. El propietario del grupo inversor de la casa Margiela, además de Diesel, Marni, Viktor&Rolf, Staff International y Brave Kids, comunicaba la designación de Galliano como nuevo Director Creativo de la firma creada por el mayor antihéroe de la moda en los ochenta, el belga Martin Margiela.


Insólita designación… Rarísima designación. En primer lugar, porque debemos entender lo que significa la Maison Martin Margiela en el mundo y la historia de la moda. Tras haber trabajado para Jean Paul Gaultier, Martin crea junto a Jenie Meirens el año 1988 su propia marca, más conocida por nuestros días como MMM, con cuya primera colección ese mismo año, se vincularía al grupo de los “Seis de Amberes”, uniéndose al movimiento del desconstructivismo de la moda, excéntrico, revolucionario, a años luz del lujo convencional. Martin a lo largo de su carrera, reivindicó la moda, o su moda, como una forma de arte más allá que fuente comercial. Por esa misma razón jamás se vio una sola foto suya en ninguna parte, ni nunca salió a saludar al final de un desfile. Su vida pública transcurrió en el más absoluto anonimato. Todo en Martin y lo que salía de sus manos, era sobrio, concreto, elegante y discreto, siendo al mismo tiempo enorme y grandilocuente, una bomba. En mis tiempos en París, no existía persona del ámbito intelectual, el arte y la moda de primer nivel que no tuviese alguna prenda o accesorio de manufactura de Martin. Nunca apareció nadie como Margiela. Nadie. Cuando Martín se retiró de su propia firma, hace cinco años atrás, las colecciones de la casa no volvieron a ser lo mismo, y Martin, literalmente, desapareció sin dejar rastro, como todo un campeón.


Supongo que Renzo (Rosso), en su rol de hombre de negocios, en su olfato de sabueso para oler dinero y en su particular estilo italiano, considera a Galliano la mejor carta para sustituir a Martin, curiosamente, con su extremo más opuesto. No dejo de preguntarme qué hará John para llegar a superar o tan solo llegarle a los talones a Martin. Lo tiene, francamente, muy difícil. Tampoco es raro pensar que una personalidad y creatividad tan llena de excesos y opulencia como Galliano, puede llegar a depurarlo tanto todo hasta llegar a la esencia de lo básico, aquello que Margiela hacía de forma natural. En los extremos, suele pasar, tampoco existe tanta distancia. Será, en realidad, todo un descubrimiento.



De los escándalos de John no vale la pena hablar. La prensa con esta noticia ya se ha ensañado hoy, que no malamente, le reportará importantes beneficios y réditos económicos y publicitarios tanto a John como a Renzo desde ahora hasta su debut en enero próximo, para los desfiles de altas costura donde Galliano tendrá la posibilidad, tras las tres emes, de demostrar ser, como dicen muchos, el diseñador más importante e influyente de su generación, y seguirle la pista a Martin, que de seguro, en este mismo instante, debe estar petrificado. Son las tres emes de Galliano. Suerte. La necesitará, esta vez si.


4.10.14

PRÓXIMAS TENDENCIAS EN MODA

Image::MR CHARLES PLATIAU PHOTOGRAPHER © PARIS::


París clausuró hace nada la tanda de semanas de la moda de las principales capitales de la industria para la próxima temporada SS 2015. La evaluación general de lo ocurrido en Milán, Nueva York, Londres y París es de un completo y absoluto caos. Existe prácticamente de todo, y cuando digo todo, es todo. Desde sábanas a modo de túnicas hasta pesados abrigos y calcetas de lana en pleno periodo bajo 40 grados a la sombra. Las casas fueron “altamente creativas” al integrar para la primavera-verano flores y rayas… vamos, que todos pasaron de todo.


De novedades, Jean Paul Gaultier dejaba el prêt-à-porter por no estar de acuerdo con el vertiginoso tirabuzón que ha engullido a no pocos diseñadores “despidiéndose” con una fiesta-desfile por todo lo alto con Rossy de Palma como maestra de ceremonias; Peter Copping dejaba el cargo de Director Creativo en Nina Ricci para dejar paso al francés Guillaume Henry; Jonathan Anderson debutaba en la casa española Loewe; Fallecía Gaby Aghion, la elegante fundadora de la firma Chloé; Nicolas Ghesquière usaba su tercera colección para el símbolo de LVMH, Louis Vuitton, con el fin de presentar en público la fastuosa fundación del grupo; Hermès solucionaba sus pleitos con el mismo conglomerado de Bernard Arnault y sobre todo, el cotilleo de todo París era el posible fichaje de John Galliano como nuevo cerebro de la icónica Maison Martin Margiela. Así y todo, nada deslumbró.


Sin embargo, el gran hilo conductor fue la inspiración en los años setenta por gran parte de firmas, en su más amplio sentido de la palabra. Tristeza, era la palabra más repetida, y es que los setenta no fueron del todo alegres. Si bien de definió por su diversidad de estilos, el ojo estaba puesto en lo retro con las flores como sus principales protagonistas en su propia revolución. Trajes, largos vestidos, pantalones pata de elefante, otros ajustados, mucha lycra, zapatones de taco y botas se unían de la mano con el conflicto árabe-israelí, el final de la guerra de Vietnam, la crisis del petróleo, el escándalo político Watergate que acabó con la renuncia de Richard Nixon, la desintegración de la Unión Soviética, el más alto equilibrio económico de los países escandinavos, la subida al poder de la radicalidad islámica basada en la Sharia, los golpes de Estado en América Latina, la muerte de Franco… un sinnúmero de hechos que parecen, como si fuesen cíclicos, volver a repetirse… la nueva tensión entre Israel y Palestina… los conflictos entre Rusia y Ucrania… la guerra declarada por el primer mundo contra el Estado Islámico… los escándalos políticos telenovelescos de la gran Francia y las monarquías europeas… y un sinfín de nuevos hechos que pareciese, a ratos, remitir a esas mismas tensiones que palpitaron con fuerza en el corazón del mundo hace más de cuarenta años… y la moda, como siempre, lo ha olfateado, quizá, hasta inconscientemente, respirando solamente los aires de los tiempos. Hasta el mismo Karl Lagerfeld, usufructúa nuevamente de la subida del descontento social mundial para colocar dentro del Gran Palais una puesta en escena que ronda lo burdo pero con una envidiable antelación al pasado-futuro para subir al escenario lo real, el momento y de forma publicitariamente efectiva.

Y pasa que somos lo que somos, y si el próximo brochazo de tendencias resulta poco memorable, y se basa por sus características esenciales en una época determinada rescatada casi de forma casual, no tiene más explicación en que nuestros tiempos, los actuales, poseen quizá rasgos similares a esa época, con todos sus sucesos y conflictos, y nuestra creatividad y/o motivación, es, por consiguiente, igual de similar. No tiene mucho misterio la verdad… Son las próximas tendencias en moda.

30.9.14

PERFIL: GUSTAVO CERATI

Image::CLARÍN © BSAS::

No se llega a cumplir un mes del fallecimiento de Gustavo… de Gustavito, como le decía cariñosamente quién os escribe. Pero Gustavo no estaba muerto desde hace un mes. Lo estaba desde hace más de cuatro años, cuando tuvo ese accidente cerebrovascular en el camarín de una sala de conciertos venezolana, que lo dejó postrado en una cama de ahí hasta que dejase de respirar, ese jueves donde toda Argentina bajó la cabeza en silencio... Es difícil hablar de Gustavo… y es difícil porque tuve una relación cercana con él en mi época de estudiante en Buenos Aires, hace casi una década atrás.


No tuvimos buen comienzo. Lo conocí en mi propio piso, un departamento pequeñísimo que por ese tiempo alquilaba en el barrio de la Recoleta, en la capital transandina. Por esas cosas de la vida, empezó a salir con la que era mi mejor amiga y confidente, una maravillosa diseñadora industrial que a cualquier modelo, de esas que Cerati paseaba como trofeo, ganaba por goleada. Guapa, culta, elegante, discreta, de buenas maneras y muy divertida. Valeria lo era todo. Obviamente, en una noche de juerga en nuestra disco de toda la vida, el palermino Club 54, Cerati cayó rendido a sus pies. A mí no me gustaba nada el tipo. Era un rock star. Eso siempre era un peligro… comenzó el romance y a mí se me levantaba la ceja izquierda y se me dibujaba una mueca en la cara. Vamos, lo odiaba. Lo conocí en ese apartamento, cuando llegó un buen día a buscarla, entró, saludó, se quitó un par de zapatillas carísimas, se tiró en mi cama y me pidió una aspirina. Se le partía la cabeza del dolor. No alcanzaron a pasar sesenta segundos cuando aquel rock star tenía a un veinteañero diciéndole  que se levantara de su cama, se pusiera sus putas zapatillas, se sentara en el sofá, saludara de forma tradicional y de ahí, si caía bien, preguntase si acaso había en casa alguna aspirina…  Gustavo Cerati, el rock star, quedó en shock.


Lo conocía bien. No a él, personalmente, pero si al personaje. Había crecido escuchando su música, su “Persiana Americana” y todo el resto de un repertorio impresionante. Mi hermano lo escuchaba, mis primos lo escuchaban, toda mi familia (una familia muy numerosa) lo escuchaban. Era el “Sting” latinoamericano. En el cono sur era uno de los fijos en cualquier playlist, en la radio que fuese. Pero todo ello no me impresionó. Por el contrario. Aprendí, con Gustavo Cerati, en esa oportunidad, siendo muy joven, que las estrellas no existían. Que iban todos al baño. Algo provocó en él, algo fuerte, porque de ahí en adelante, se portó como un verdadero caballero. Cerati me pagó cuentas en restaurantes y otras delicadezas que prefiero guardarme en el recuerdo de un muy buen sujeto. Un tipo inimaginablemente culto, perfeccionista, un padre preocupado por sus hijos, en ese tiempo pequeños, insolentemente guapo y asquerosamente perfeccionista. Era un buen tipo, era un buen hombre, en la carne y en el hueso. La noticia de su accidente, y luego, de su perpetuo estado vegetal, y hace casi un mes la primicia de su muerte, causó un impacto real y profundo en mí. No por su calidad de estrella, su fama y su historia como uno de los músicos más importantes de su país, su continente y el resto del mundo, sino porque es muy complejo estar frente a la muerte en vida, literalmente, de una persona con la que has compartido, y a la que le tenías un cariño. El mundo ha perdido un gran artista, y más importante aún, a un gran sujero,  a un buen hombre.


Probablemente haya sido, después de conocer y compartir con Gustavito, la lección más grande de vida, determinante, para sentarte luego de los años, y al pasar de los años, frente a cualquier estrella, del área que sea, y no creerte nada de tu interlocutor, a menos que realmente, sea quien dice ser, y no por el trabajo y las luces, sino por lo que es, como hombre o mujer, padre o madre, hermano o hermana, tío o tía, a fin de cuentas, un ser humano más, común y corriente como Usted o como yo… Como bien escribe Alejandro (Rebossio) en el diario “El País”, Gustavo, “Gustavito”, fue un músico muchas veces adelantado a su época no solo en Latinoamérica sino en el ámbito mundial. Y eso, personalmente, te saca una sonrisa, o al menos personalmente, porque ese mismo genio, fue, quizá, un adelantado a su época, en el ámbito más importante de todos: el personal. Besos para sus hijos, Benito y Lisa, y para su madre, que fue siempre, su más importante fan. Que descanses en paz Gus. Al fin. Cumpliste MR. Me quito el sombrero, y lo sabes. Gracias por todo.




1.9.14

#AVPAHORA



THE ALEX CEBALL STUDIO_WORLDWIDE_ se complace en anunciar su apoyo a la campaña nacional para el Acuerdo de Vida en Pareja AVP en Chile a través de acciones físicas y multimedia en el país latinoamericano, como una forma de sensibilizar a la sociedad civil y responsables gubernamentales para su pronta aplicación como ley.

El Acuerdo de Vida en Pareja (AVP), es un proyecto de ley para mejorar las condiciones jurídicas y sociales de dos personas de igual o distinto sexo que, con o sin hijos se aman, viven bajo un mismo techo y conforman una familia.

Las leyes de este tipo pueden adquirir distintos nombres: Acuerdo de Vida en Común, Pacto de Unión Civil, Pacto de Solidaridad, etc. Al Congreso Nacional de la República de Chile han ingresado proyectos con esas y otras denominaciones. La sigla AVP es la que más se ha sociabilizado desde el año 2011 en Chile, presentado por el ex Gobierno de Sebastián Piñera.

El AVP es importante por cuanto en la actualidad más de dos millones de personas conviven, con o sin hijos, sin posibilidad de regular su régimen patrimonial, de salud, previsional y de herencias. Esto quiere decir que un conviviente no puede ser carga del otro en salud o previsión en el país sudamericano. Si un miembro de la pareja fallece o enferma, su conviviente se ve absolutamente imposibilitado u obstaculizado de decidir sobre los bienes de ambos, de heredar, de visitar a quien ama cuando esté internado en un centro de salud, de definir trámites funerarios o de custodia o tuición de los hijos/as. En síntesis, para el ejercicio de muchos derechos los convivientes no son nada ante la ley. De ahí la importancia de aprobar el AVP.


El AVP es una alternativa al matrimonio, es decir está pensando para aquellas parejas que por distintas razones no pueden o no quieren casarse. Las parejas beneficiadas por el AVP son sólo las que viven juntas.



El primer país que reguló sobre uniones civiles o uniones de hecho fue Dinamarca, en 1989, tras el cual han seguido por similar camino más de 40 naciones, mientras que en otras 15, incluido en Chile, se están discutiendo proyectos similares. ©THE ALEX CEBALL STUDIO_WORLDWIDE_ ratifica su compromiso con esta campaña, ayudando a la difusión que permita la pronta regularización de un derecho fundamental para toda la sociedad civil chilena, invitando a todos los actores de la vida social y creativa del país a sumarse.